Exterior

Rodeando el edificio principal, está el rincón de los animales con su establo y su balsa, el bosque, la antigua capilla convertida en taller, “la farmaciola” (cabaña de madera para transformar las plantas medicinales y aromáticas), el paellero, la piscina y campo para jugar y correr.

El paellero es un espacio cubierto, donde está el horno de leña (de uso interno), una cocina de sobremesa (pequeña), un frigorífico (doméstico) y una pila con agua caliente, para uso de los alberguistas y una barbacoa para cocinar con butano o leña (no se incluye la leña).

La piscina es una antigua balsa de riego y sólo funciona de julio a septiembre.

Fuera del recinto cerrado está la huerta ecológica, el bancal de aromáticas, los frutales y muchos caminos rurales para pasear con tranquilidad.